Aliño sin sal


Si no puedes tomar sal pero tienes que comer ensaladas, aquí va un aliño que te hará olvidar este contratiempo.

Echa en un bol aceite de oliva, tomates cherry, un poquito de ajo, pimienta molida y perejil y tritúralo todo bien. Verás que queda una crema, ideal para aliños o para untar en el pan.

Anuncios