Preparar pescado a la sal


La técnica de preparar pescados a la sal es una de las más sanas, ya que conserva una temperatura constante en su interior. A la sal, podemos preparar pescados como la lubina, la dorada, el jurel, las sardinas o la caballa.

Para evitar que la capa de sal se caiga y tape el pescado, se añade una clara de huevo a la sal. Tras el asado (200°C durante 15 minutos), observaremos que se mantiene intacta y que se puede retirar con facilidad.

Merengue perfecto


Recuerda que para hacer un merengue perfecto, por lo general, se pone una cucharada de azúcar por cada clara que se eche y unas gotas de limón para que monte mejor.Imagen de merengues "fantasma"

Si además quieres meter los merengues al horno, para que queden crujientes por fuera y
no bajen su volumen, añadiremos a la mezcla unas 3 cucharaditas de harina de maiz.

Metemos la mezcla en una manga pastelera e iremos haciendo montoncitos sobre la bandeja del horno.

Ponemos el horno a unos 95ºC y metemos los merengues al menos 1 hora, si queremos que se deshidraten, y si no con media hora será suficiente.