Pastel de albaricoques


Hoy una receta fácil y económica y, además, de temporada.

Ingredientes

  • 500 grs. de albaricoques
  • 3 huevos
  • 150 grs. de queso fresco
  • 150 grs. de azúcar en polvo
  • 140 grs. de mantequilla
  • 150 grs. de harina
  • 1 vaina de vainilla
  • 1 cucharada de azúcar glas

Elaboración

1. Precalienta el horno a 180 ºC. Funde la mantequilla en un cazo pequeño, o en el microondas, y guarda un par de cucharadas para el molde.

2. Abre la vaina de vainilla y raspa las semillas. Mezcla los huevos y el azúcar en polvo y bate hasta obtener una textura de mousse. Después, añade la mantequilla fundida, el queso fresco y, por último, la harina. Es importante no dejar de batir hasta que la masa quede lisa y sin grumos.

3. Lavamos los albaricoques, los cortamos por la mitad y les quitamos el hueso. Vertemos la masa en el molde y repartimos las mitades de albaricoque por encima. Espolvoreamos un poco de azúcar glas y horneamos alrededor de 40 minutos.

Deja enfriar antes de servirlo.

¡Que aproveche! 🙂

Pastel de cereza


Hola queridas y queridos.

Lo sé. Hace mucho tiempo que no publico ningún post en ‘El truco del almendruco’ pero he estado muy ocupada, a mi pesar. Así que espero coger de nuevo la ‘rutina’ y publicar recetas y consejos como venía siendo habitual.

Y para recompensaros de alguna manera, hoy voy a publicar una deliciosa receta de tarta de cerezas (ya empiezan a llegar las primeras a las fruterías, aunque con unos precios exagerados).

Allá va:

Ingredientes

  • 500 grs. de cerezas maduras
  • 4 huevos
  • 75 grs. de harina
  • 100 grs. de azúcar en polvo + 20 grs. para el molde
  • 2 cucharadas de azúcar glas
  • 15 cl. de nata líquida
  • 35 cl. de leche
  • 1 cucharada de ron (opcional)
  • 20 grs. de mantequilla

Elaboración

1. Precalentamos el horno a 180ºC. Echamos los huevos enteros en un cuenco junto con el azúcar el polvo. Batimos con varillas  hasta obtener una textura tipo mousse. Añadimos poco a poco la harina tamizada, sin dejar de batir,y a continuación incorporamos la nata líquida, la leche y, por último, el ron.

2. Untamos un molde de porcelana con bastante mantequilla y espolvoreamos un poco de azúcar glas. Lavamos las cerezas, les quitamos el rabito y las colocamos sobre el molde.

3. Vertemos la masa en el molde, con mucho cuidado para no ‘descolocar’ las cerezas. Horneamos entre 30 y 35 min. hasta que el pastel esté dorado. Por último, espolvoreamos con azúcar glas. Podemos servir en caliente, templada o fría. Riquísima en cualquiera de estas variantes.

Un consejo: el hueso de la cereza aporta un aroma muy particular a la receta. Si se quita será un poco menos sabrosa, pero igual de rica. Eso sí, procura avisar a tus comensales, por aquello de que pueden morder la cereza, pensando que no lleva hueso, y hacerse daño en algún diente y/o muela 🙂