Limpiar los azulejos del cuarto de baño


Limpiar los azulejos del cuarto de baño inmediatamente después de haber utilizado la bañera o la ducha facilita extraordinariamente el trabajo, pues el vapor habrá ablandado la suciedad. Si no tienes tiempo para limpiarlos a fondo, existe una solución de emergencia: después de limpiar el vapor, seca los azulejos con una bayeta ligeramente humedecida en alcohol.

Anuncios

Puertas lacadas siempre limpias


Las puertas lacadas en blanco se pueden limpiar sencillamente con jabón en escamas diluido en agua. Pero para que tarden más tiempo en ensuciarse de nuevo, aplicaremos una fina capa de cera blanca y sacaremos brillo con un paño.

Suelos que crujen


Eliminar los ruidos que pueden hacer la madera o el parquet no conlleva ninguna dificultad. Solo hay que llevar a cabo este pequeño truco para conseguirlo:

  1. Espolvorea las juntas con polvo de talco.
  2. Haz penetrar bien los polvos de talco pasando por encima el cepillo de la escoba.
  3. Por último, da pequeños saltitos encima de la zona donde has echado los polvos de talco para que penetre hasta el último rincón.

Eliminar el olor del cuero


El olor que desprende cualquier pieza de cuero recién comprada, sea una prenda de ropa, un bolso o una maleta, se puede impregnar dentro del armario durante días.
Podemos hacerlo desaparecer si se meten estas piezas unos cuantos días en una bolsa de plástico en la que se han introducido varios granos de café.