Calabacines rellenos de verdura


¡Hola!

Hoy os traigo una receta super sana y rápida de hacer: calabacines rellenos de verdura… más un ingrediente sorpresa. ¡Sigue leyendo y sabrás cuál!

Ingredientes

  •  4 calabacines pequeños
  • 2 cebollas
  • 2 zanahorias
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 tomate
  • 1 ajo
  • perejil
  • 1 bola de queso tipo mozzarella
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta

Elaboración

1. Lava bien los calabacines y cuécelos en agua salada durante 2 minutos. Déjalos enfriar, pártelos por la mitad a lo largo, retira la pulpa y pícala.

2. Pica las cebollas y el ajo. Pela el tomate, raspa las zanahorias y corta todo en ‘daditos’. Pica el pimiento y rehoga la cebolla 5 minutos. Añade, a continuación, la pulpa del calabacín, las zanahorias, el tomate, el pimiento y el ajo. Salpimenta y cocina durante 5 minutos más.

3. Rellena los calabacines con esta preparación y pon por encima la mozzarella troceada. Gratina y espolvorea con perejil.

Si no te gusta la mozzarella, puedes utilizar otro queso. O si te gusta pero quieres reducir las calorías de este queso, puedes utilizar uno fresco y no gratinarlo.

Natillas de chocolate


Ingredientes

  • 1/4 kg. de chocolate al 70% de cacao
  • 1/2 litro de leche
  • 125 grs. de azúcar
  • 6 yemas de huevo
  • 1 vaina de vainilla
  • la piel de media naranja
  • 30 grs. de nueces de macadamia (para la decoración)

Elaboración

1. Haz un corte a los largo de la vaina de la vainilla y ponla en un cazo. Añade la piel de la naranja lavada y la leche, y caliéntala a fuego lento hasta que llegue a ebullición. Retírala del fuego y déjala templar.

2. Bate las yemas con el azúcar, hasta obtener una mezcla blanquecina y espumosa. Retira la vainilla y la cáscara de naranja de la leche, agrégale la mezcla de yemas y remueve.

3. Vuelve a poner el cazo al fuego y, sin dejar de remover con una cuchara de madera, cuece la mezcla a fuego muy suave hasta obtener una crema homogénea y no muy espesa. Cúbrela con una hoja de film para que no se forme una película en la superficie y deja que se temple.

4. Mientras, trocea el chocolate y fúndelo en un cazo al baño María (o al microondas). Debe quedar liso y brillante. Añádelo a la crema y remueve hasta incorporarlo totalmente.

5. Reparte las natillas en 4 cuencos, déjalas enfriar y ponlas en la nevera hasta que estén bien frías. Ralla las nueces, decora el postre con ellas y sirve.

Trucos: puedes potenciar el sabor de las natillas, añadiendo 1 cucharada de cacao amargo en polvo a la mezcla de yemas y leche.
En lugar de decorarlas con las nueces, puedes utilizar barquillos cilíndricos, un copete de nata montada o un poco de coco rallado… o también unas frutas picadas con fresas, kiwi, etcétera.

Espaguettis con mejillones


¡Hola!

Hoy, como siempre, os dejo una receta super fácil y rápida de hacer: espaguettis con mejillones. En mi casa gustan mucho, espero que a vosotros-as empiece a pasaros lo mismo 🙂

Ingredientes (para 4 personas)

  • 300 grs. de espaguettis
  • 3/4 de mejillones
  • 4 cucharadas de salsa de tomate
  • 1 pimiento rojo
  • 2 dientes de ajo
  • Unos tallos de ebollino
  • 1 guindilla o cayena (opcional)
  • 4 cucharadas de aceite de oliva

Elaboración

1. Limpia los mejillones, frotando bien las conchas, retira las barbas y lávalos bajo el grifo de agua fría. Pela los ajos y pícalos. Lava y seca el pimiento. Límpialo y córtalo en tiras finas.

2. Calienta el aceite en una sartén y sofríe el pimiento y la guindilla durante 5 minutos. Pon a cocer los espaguettis en una olla con abundante agua salada. Retira los pimientos de la sartén, agrega el ajo y el tomate, y rehógalos durante 1 minuto, sin que el primero llegue a dorarse.

3. Incorpora los mejillones y riega con el vino blanco. Tapa y deja cocer 3 o 4 minutos, hasta que los moluscos se abran. Añade el sofrito de pimiento y remueve.

4. Escurre los espaguettis cuando estén al dente, ponlos en una fuente y añádeles los mejillones y su salsa. Remuévelos para que se impregnen bien y repártelos en 4 platos. Sírvelos enseguida, espolvoreados con el cebollino lavado y muy picadito.

¡A comer!