Trucos para hacer el mejor bizcocho


1. Usa harina normal, no de repostería, y muy importante

2. Elige los huevos de la talla M, son los mejores por su peso, unos 50 grs. para que el bizcocho salga esponjoso. Saca los huevos un rato antes de la nevera.

3. Utiliza azúcar blanco, aceita suave de oliva o aceite de girasol (para que no mate el sabor) y levadura en polvo (un 15% del total de la harina)

4. Haz la mezcla siguiendo este orden: primero los ingredientes húmedos: aceite con azúcar y luego, ve agregando los huevos uno a uno. No incorpores uno hasta que el anterior esté totalmente integrado. No abras nunca el huevo sobre el cuenco de la mezcla: hay que ver que el huevo está en buenas condiciones y evitar que la cáscara caiga).
Tamiza la harina con la levadura, para que el bizcocho no se apelmace y añádelas a la mezcla del huevo. Bate con varillas, no con batidora, para que no coja aire; si no, al hornear el bizcocho se puede hundir o rebosar.

5. Para conseguir un buen horneado: pon el molde con la mezcla sobre una rejilla mejor que sobre la bandeja (así no se recalienta la base) y colócalo a media altura para que el calor se reparta por igual.
Precalienta el horno a 180 grados. Estará a la temperatura adecuada pasados 5 minutos.
No abras la puerta del horno los dos primeros tercios del tiempo necesario. Si entra aire, la temperatura bajará de golpe y el bizcocho puede hundirse.
EL bizcocho estará listo, si al pincharlo con una aguja ésta sale limpia y seca. Si sale húmeda, déjalo 5-10 minutos más.

Anuncios

Coulant de chocolate


Hola amigos-as.

Hoy os dejo una receta para que podáis sorprender al personal con un coulant de chocolate perfecto. Os va a encantar.

Ingredientes

  • 40 grs. de mantequilla
  • 100 grs. de chocolate para fundir
  • 50 grs. de azúcar
  • 2 huevos
  • 40 grs. de harina

Elaboración

Mezcla la mantequilla con el chocolate fundido. Añade el azúcar, loshuevos y la harina. Reparte esta crema en flaneras individuales engrasadas con mantequilla y congélalas durante 3 horas.

Unos 20 minutos antes de sacarlas del congelador, precalienta el horno a 190 grados. Hornéalos durante 12 o 13 minutos.

Antes de retirarlos, pínchalos un una aguja: el interior debe de estar semilíquido.

🙂 ¡A disfrutar!

Aprovechar los garbanzos en remojo


¿Alguna vez has puesto demasiados garbanzos en remojo para hacer un cocido al día siguiente y cuando los has ido a meter en la malla no te cabían todos?

Pues aquí viene un truco para no tirar los sobrantes:

  1. Deja en un escurridor los garbanzos sobrantes.
  2. Cuando veas que están perfectamente escurridos, introdúcelos en una bolsa de congelación y mételos en el congelador.

La próxima vez que vayas a utilizar garbanzos, solo tienes que sacarlos del congelador y echarlos, directamente, en la olla o cazuela, porque, recuerda… ¡ya están cocidos! 🙂

Alcachofas que no se oxidan


Hoy os voy a contar un truco para evitar que las alcachofas se oxiden una vez cortadas: solo tenéis que preparar en recipiente con agua fría y echar en él una cucharadita de harina. Remueve bien hasta que la harina se disuelva por completo e introduce las alcachofas recién cortadas.

Guarniciones para acompañar el pescado


¡Hola a todos-as!

¿Cómo va la ‘resaca’ de roscón? 😀

Hoy os quiero dejar tres guarniciones que van perfectas para acompañar el pescado. Allá van:

Rosetones de puré de tomate

Tritura unos tomates asados sin piel ni semillas con un poco de tomillo, miel, sal y pimienta (ojo, que debe de quedar espeso). Ponlo en una manga pastelera con boca estriada y decora el plato con un rosetón o con varios pequeños.

Pastel de patata con pimentón

Alterna capas de rodajas de patata y cebolla en una fuente de horno. Cúbrelas con huevo batido sazonado y hornea hasta que estén tiernas. Corta las patatas gratinadas en cuadraditos y espolvoréalos con pimentón.

Flan de arroz con pasas

Cuece el arroz con 2 clavos y retíralos. Saltéalo con unas pasas hidratadas en agua o en vino dulce y unas almendras. Rellena unas flaneras pequeñas con el arroz, espera a que tomen forman y desmolda.

¡Qué aproveche!